Durante más de tres milenios, la vida en China tuvo el patio en su corazón. Viviendas, templos, mercados, incluso el Palacio Imperial: la mayoría de los edificios se configuraban en torno a un patio central. Pero esto no era solo una característica arquitectónica agradable. El invitado de esta semana cree que el patio nos ayuda a comprender la sociedad y la cultura chinas, así como la filosofía confuciana. Hoy en día, con un número cada vez mayor de personas que viven en edificios de apartamentos urbanos, el patio se ha convertido en una especie de pieza de época. ¿Qué nos dice esto sobre el pensamiento y la identidad chinos en el mundo moderno?

Ir arriba