¿Por qué trabajamos? De acuerdo con la tradición judeo-cristiana, el trabajo es el resultado de una maldición divina, y para muchas personas en el mercado laboral actual eso no sorprende. Los trabajos son cada vez más escasos (y menos seguros donde existen), los salarios están estancados y la cultura del lugar de trabajo puede ser alienante o incluso hostil. Y a medida que más trabajos se automaticen, menos personas los tendrán. Para algunos, el futuro ideal es un mundo ‘post-trabajo’, donde todos tengan acceso a una renta básica universal. Pero podría haber una mejor manera.

Ir arriba