Nuestras reacciones ante el suicidio a menudo dependen de la época en que se lleva a cabo: cuando lo practican los filósofos antiguos, tiene un brillo noble. Cuando lo practican las celebridades modernas, es un emblema del vacío de la fama y la fortuna. Y ahora, el advenimiento de la eutanasia voluntaria está cambiando nuestras percepciones una vez más.

Ir arriba