El pensamiento crítico a menudo se defiende como la piedra angular de la sociedad civil, y la búsqueda de la verdad se ve como algo que requiere racionalidad ante todo. Pero hoy, el discurso popular en las esferas política y en línea sugiere que el pensamiento crítico podría estar fallando, y no estamos seguros de por qué. ¿Se han desviado demasiadas personas del camino de la razón? ¿O la razón es insuficiente –siempre sobrevalorada– como ingrediente en la formación de buenos ciudadanos?

Ir arriba