A los niños británicos de 5 a 11 años, uno de los últimos grupos que quedan en el país que aún no son elegibles para la vacuna contra el coronavirus, se les ofrecerán dosis según las nuevas pautas anunciadas el miércoles por el comité asesor de vacunas independiente de Gran Bretaña.

Sajid Javid, secretario de salud de Inglaterra, dijo en un comunicado que el Servicio Nacional de Salud comenzaría a ofrecer dosis de vacunas a los niños en ese rango de edad en abril. Escocia y Gales, que tienen sus propios sistemas de salud, también anunciaron planes el miércoles para comenzar a vacunar a los niños de 5 a 11 años.

Niños médicamente vulnerables en ese grupo de edad ya están siendo vacunados en Gran Bretaña, siguiendo la orientación que el comité emitió en diciembre.

El Sr. Javid dijo que la intención de la política más amplia era brindarles a los padres la oportunidad de “aumentar la protección contra posibles oleadas futuras de covid-19 a medida que aprendemos a vivir con este virus”.

Gran Bretaña ha tardado más que muchas otras naciones europeas o Estados Unidos en extender la elegibilidad para la vacuna a los niños más pequeños. La Administración de Drogas y Alimentos de EE. UU. lo hizo para los niños de 5 a 11 años en octubre.

En Gran Bretaña, el Comité Conjunto sobre Vacunación e Inmunización dijo el miércoles que a los niños se les deben ofrecer dos dosis pediátricas de la vacuna Pfizer-BioNTech, espaciadas con 12 semanas de diferencia. Para los adultos, las dosis iniciales de la vacuna son mayores y generalmente se administran con cuatro semanas de diferencia.

El profesor Wei Shen Lim, que dirige el programa de coronavirus del comité, dijo que los asesores científicos habían “considerado cuidadosamente los posibles impactos directos en la salud de la vacunación y los posibles impactos educativos indirectos” de proteger a los niños contra enfermedades graves.

Ir arriba