Montesquieu fue el filósofo francés del siglo XVIII que introdujo el término “despotismo” en nuestro vocabulario político.

La palabra denota una forma de gobierno en la que un solo individuo o grupo gobierna con poder absoluto y, según los invitados de esta semana, el despotismo está regresando con fuerza al siglo XXI.

De China a Rusia, de Turquía a Hungría, la democracia se ve amenazada de maneras que a Montesquieu no le habría parecido sorprendente.

Ir arriba