A menudo se habla y se escribe sobre los refugiados como víctimas: personas al otro lado de una frontera que los separa de todas las cosas que los ciudadanos conocemos y amamos de nuestra patria. Pero, ¿qué pasa si el refugiado realmente sabe cosas sobre Australia que nosotros no sabemos, cosas que tal vez deberíamos saber, en interés de nuestra propia seguridad y libertad?

Ir arriba