Los matemáticos habitualmente se refieren a pruebas complejas en términos estéticos, citando su ‘elegancia’ o ‘belleza’. Pero, ¿qué significa realmente hablar de belleza en matemáticas? La respuesta tiene que ver en parte con el aspecto social de tales demostraciones: lejos de ser una práctica hermética o exclusivamente cerebral, las matemáticas nunca se han alejado demasiado de sus raíces en el diálogo y el debate.

Ir arriba