Esta semana, una conversación con un dramaturgo que explora cuestiones filosóficas a través del drama. Estamos hablando de la muerte y las formas en que nuestra renuencia a enfrentar la mortalidad da como resultado la creación de “construcciones de inmortalidad”: ficciones simbólicas reconfortantes que, cuando se las desafía, pueden provocar una respuesta defensiva violenta. Para aceptar la muerte, debemos aceptar el sexo, pero esto puede implicar un doble vínculo para las mujeres. ¿Es útil o dañina la antigua asociación de las mujeres con la muerte y la sexualidad? ¿Y qué tiene que ver todo esto con la salsa picante?

Ir arriba