Escribir una historia global de la filosofía es un asunto complicado. La filosofía es culturalmente diferenciada, y para los observadores occidentales, las tradiciones no occidentales a veces pueden parecer cosas que no son lo que llamamos “filosofía”: religiones, por ejemplo. Pero, ¿quién puede decir que las categorías filosóficas occidentales siempre deberían prevalecer? Un tema delicado, pero que no ha impedido que el invitado de esta semana lo aborde.

Ir arriba